ORGANOS DE CONTROL

LA REVISORÍA FISCAL

La Ley 675 de 2001, estable claramente cuales construcciones deben contar con esta figura.

En el artículo 56 de la citada ley, se establece que los edificios y conjuntos de uso comercial o mixto deberán contar obligatoriamente con Revisor Fiscal. La elección del mismo estará a cargo de la Asamblea General de Propietarios.

Para este caso, quien haga las veces de Revisor Fiscal deberá cumplir con los siguientes requisitos:

Ser contador público titulado inscrito en la Junta Central de Contadores y tener vigente su matricula profesional.
NO ser propietario o tener bienes privados en el edificio o conjunto en donde va a desempeñar sus funciones.
NO tener parentesco hasta el cuarto grado de consanguinidad, segundo de afinidad o primero civil, con el administrador y/o los miembros del Consejo de Administración (cuando exista).
NO tener vínculos comerciales con el administrador y/o los miembros del Consejo de Administración (cuando exista).
Cualquier otra circunstancia que le reste independencia y objetividad a sus conceptos o actuciones y en general, a su desempeño en el cargo.
En la ley no se establece que el edificio o conjunto de uso comercial o mixto deba contar con un número determinado de bienes privados para nombrar al revisor fiscal, como si es el caso del Consejo de Administración; por tanto, se presume que independientemente del tamaño, este órgano de fiscalización y control es obligatorio para las construcciones ya mencionadas.

ARTÍCULO 58°. SOLUCIÓN DE CONFLICTOS.

Para la solución de los conflictos que se presenten entre los propietarios o tenedores del edificio o conjunto, o entre ellos y el administrador, el consejo de administración o cualquier otro órgano de dirección o control de la persona jurídica, en razón de la aplicación o interpretación de esta Ley y del reglamento de propiedad horizontal, sin perjuicio de la competencia propia de las autoridades jurisdiccionales, se podrá acudir a: COMITÉ DE CONVIVENCIA. Cuando se presente una controversia que pueda surgir con ocasión a la vida en edificios de uso residencial, su solución se podrá intentar mediante la intervención de un comité de convivencia elegido de conformidad con lo indicado en la presente Ley, el cual intentará presentar fórmulas de arreglo, orientadas a dirimir las controversias y fortalecer las relaciones de vecindad. Las consideraciones de este comité se consignarán en un acta, suscrita por las partes y por los miembros del comité y la participación en él será ad honorem. MECANISMOS ALTERNOS DE SOLUCIÓN DE CONFLICTOS. Las partes podrán acudir, para la solución de conflictos, a los mecanismos alternos, de acuerdo con lo establecido en las normas legales que regulan la materia. PARÁGRAFO 1º. Los miembros de los comités de convivencia serán elegidos por la asamblea general de copropietarios, para un período de un (1) año y estará integrado por un número impar de tres (3) o más personas. PARÁGRAFO 2º. El comité consagrado en el presente artículo, en ningún caso podrá imponer sanciones. PARÁGRAFO 3º . Cuando se acuda a la autoridad jurisdiccional para resolver los conflictos referidos en el presente artículo, se dará el trámite previsto en el Capítulo II del Título XXIII del Código de Procedimiento Civil, o en las disposiciones que lo modifiquen, adicionen o complementen.”

TIENES ALGUNA INQUIETUD O SUGERENCIA

Escríbenos , pronto nos pondremos en contacto contigo para solucionar o escuchar tu inquietud